CIRCUITO ESCANDINAVIA

La magia de los países nórdicos y los fiordos.

En esta ocasión fuimos en un viaje organizado. Una forma de viajar que no me atrae mucho pues me gusta más organizar los viajes a mi gusto e ir un poco a la aventura. Pero esta vez decidimos aprovechar un circuito de una agencia de viajes por países escandinavos donde disfruté de la compañía de Lorena, Emili y la Ainhoa ​​y donde conocer gente fantástica como el Oscar y María.

Volamos de Barcelona a Copenhague (Dinamarca). Allí pasamos dos días visitando la ciudad y todos sus atractivos. Copenhague es una ciudad modélica, tranquila y ordenada; donde las bicicletas son las reinas de las calles y sus habitantes viven en un entorno tranquilo y seguro. Copenhague es, además, una hermosa ciudad en la que perderse y disfrutar de un paseo por sus calles o sus parques. Finalmente, Copenhague es también la ciudad con mejor vida nocturna de toda Escandinavia.
La mejor manera de disfrutar Copenhague es caminando o en bicicleta. Atravesar la Plaza del Ayuntamiento para caminar por la calle peatonal y comercial Stroget y llegar hasta la monumental plaza de Kongens Nytorv, que sirve de acceso al pequeño muelle de Nyhavn con sus fachadas de colores y sus cafés a orillas del canal, que se han convertido en la imagen por ·excelencia de la ciudad .Después un paseo por los palacios como Amalienborg, la clásica visita a la Sirenita que recibe a los que llegan a Copenhague en barco o en los parques como los de Rosenborg o Frederiksberg, antes de completar el día visitando la caótica propuesta alternativa de Christiania.

El circuito nos llevó a volar hasta Helsinki para pasar tres dias. La llamada perla del Báltico, és una ciudad de casi un ·millón de habitantes dispersos por una extensa área de edificios de pequeña altura y parques. La ciudad está rodeada por lagos, los fértiles campos del litoral, bosques y el mar. Su importancia histórica nace de su estratégico puerto, que aún hoy es uno de los ejes de comunicación del norte de Europa. Se trata de una ciudad agradable, donde los principales lugares de interés se encuentran en los barrios centrales, muy cercanos entre sí. Destacr Suomenlinna, una de las mayores fortalezas marítimas del mundo, el Museo de Arte Contemporáneo y la original Iglesia de la Roca. La magnífica Plaza del Senado también merece la pena, con su catedral luterana de estilo neoclásico, así como el Museo Nacional y el del Ferrocarril.

Dado que Helsinki tiene el centro tan compacto se puede explorar en uno o dos días, por lo que Lorena y yo dedicamos el tercer día a visitar Tallin, la capital de la vecina República de Estonia. En el puerto de Helsinki cogimos un ferry junto con una masa de finlandeses que iba a Tallin para comprar productos alcohólicos, pues son más baratos que en Finlandia. En fin, que había muchos que llegaban bien contentos a Tallin debido a que los precios de las copas en el barco ya eran económicos como Estonia.
En Tallin, no se conserva íntegra la muralla que rodeaba la ciudad, pero casi. Traspasar sus muros es entrar en la Edad Media; es el maravilloso centro histórico de la capital con sus calles estrechas adoquinadas. Allí encontramos la Catedral Alexander Nevsky en la colina de Toompea o el Ayuntamiento en la animada plaza, ambos son edificios muy representativos de la ciudad, como también lo es la iglesia de San Olav, con su torre desde la que se divisa todo, o la torre Pikk Hermann. Es inútil destacar algún edificio en concreto porque todo el conjunto es fantástico y merece la pena perderse paseando.
De vuelta todo un espectáculo de finlandeses haciendo cola en el ferry bastante perjudicados y cargando carretillas con cajas llenas de bebidas alcohólicas.

Al día siguiente embarcamos en el Viking Line, una línea naval que nos transportará durante la noche desde Helsinki hasta Estocolmo. En el barco el mismo ambiente que en el ferry. Me recordó el episodio de Los Simpson donde navegan hasta aguas internacionales para no tener que obedecer las leyes de restricciones de juegos y la ley seca. En fin, va fué un viaje emocionante donde la barra del bar, el casino y la pequeña pista de baile eran los lugares más frecuentados.

En Estocolmo pasamos dos días visitando la ciudad y todos sus atractivos. Estocolmo, una de las más preciosas capitales del mundo, está edificada sobre 14 islas unidas por 57 puentes. Los bellos edificios y la proximidad al agua caracterizan esta ciudad. Aquí encontramos el primer Parque nacional urbano del mundo, Ekoparken, como un pulmón verde de la ciudad.

Estocolmo con sus 750 años de historia y animada vida cultural ofrece una amplia variedad de museos y puntos de interés turístico de categoría mundial. Se puede llegar a pie a la mayoría de las atracciones turísticas. Visitamos el Ayuntamiento de Estocolmo, subimos a la torre (Stadshustornet) y disfrutamos de las fantásticas vistas de la ciudad. Nos perdimos paseando por la parte más antigua de la ciudad, Gamla Stan, uno de los núcleos urbanos medievales mejor conservados del mundo. Paseamos por los pequeños callejones serpenteantes llenas de tiendas llenas de artesanía, antigüedades, galerías de arte y cafés. En Gamla Stan se encuentran también el Palacio Real y la catedral (Storkyrkan).

En la isla verde de Djurgården están algunas de las atracciones más populares de Estocolmo. Visitamos el mundialmente famoso barco real de guerra Vasa pero también está el museo al aire libre más antiguo del mundo Skansen, o El Junibacken el Astrid Lindgren. También es interesante ver Estocolmo desde el agua. Una ciudad construida sobre catorce islas naturalmente ofrece fantásticas vistas desde el agua. Estocolmo también tiene un fantástico archipiélago con 30.000 islas, arrecifes y pequeños islotes alrededor.

El circuito nos llevó a Noruega pasando por Lillehammer con destino Oslo. En la capital de Noruega, pasamos dos días muy interesantes. En el centro , visitamos el ayuntamiento y la Galería Nacional que forma parte del Museo Nacional de arte, arquitectura y diseño. La Nueva Ópera es uno de los escenarios de ópera más espectaculares del mundo. Fue diseñado por el estudio de arquitectos Snøhetta. El espectacular edificio goza de una magnífica ubicación en Bjørvika, con vistas panorámicas sobre el Fiordo de Oslo. La Fortaleza Akershus queda cerca del Ayuntamiento en el corazón de Oslo. La calle principal en el recinto de la fortaleza por la puerta de la calle Kirkegata. Por el puente levadizo que cruza la calle Kongens gate se llega al Centro de Información de la Fortaleza, el Museo de la Resistencia y el Castillo de Akershus. En la plaza mayor de la fortaleza está el Monumento Nacional que conmemora las víctimas de la segunda guerra mundial.
El Parque de esculturas de Vigeland (Vigelandsparken) es una de las atracciones más visitadas de Noruega con más de 1 millón· de visitantes al año. El excepcional parque escultórico es el trabajo de toda una vida del escultor Gustav Vigeland (1869-1943), con más de 200 esculturas de bronce, granito y hierro forjado. Vigeland fue tambien el diseñador del conjunto arquitectónico del parque.

Hicimos una excursión a la península Bygdoy para visitar el Museo de la nave polar de Fram (Frammuseet), el museo de los barcos vikingos y el museo Kontiki / Ra:

La nave FRAM fué utilizada en tres grandes expediciones polares dirigidas por Fridtjof Nansen (1893-1896), Otto Sverdrup (1898-1902) de Roald Amundsen (1910-1912). El FRAM construït un fou 1892, y conserva en su interior todos los objetos originales. Al voltant de la nau, hay una exposición interesantísima sobre la historia de las expediciones polares.

El museo Kontiki / Ra muestran las balsas con el mismo nombre que realizamos expediciones náuticas fascinantes por el Pacífico y el Atlántico.

El otro museo muestra los barcos vikingos mejor conservados del mundo. Los barcos fueron encontrados en tres grandes tumbas reales, en las proximidades del fiordo de Oslo. Allí fueron enterrados hace más de 1100 años para transportar a sus reales propietarios al reino de los muertos. El museo muestra también los maravillosos hallazgos encontrados en las tumbas: Embarcaciones pequeñas, trineos y el único carro de la época vikinga; además de tejidos y objetos domésticos.

Finalmente, realizamos una excursión a Holmenkollen, al Museo del esquí y la Torre del trampolín de saltos. El Museo de esquí muestra 4000 años de historia del esquí. Las exposiciones sobre las expediciones polares muestran los equipos de Nansen y Amundsen. El museo también alberga exposiciones sobre la historia olímpica.

Por carretera nos desplazamos a la región de los fiordos. Hacemos una pequeña parada en Borgund donde se encuentra una de las iglesias de madera vikingas más características del país. Construidas aproximadamente el 1150, estuvieron en servicio hasta que el 1870 se construyó una catedral cerca con mayor capacidad. Continuamos por la región de los fiordos donde paramos para visitar el glaciar de Nigards. Hicimos navegar por el fiordo más profundo e impresionante, el Fiordo de los sueños con 200km de longitud y alturas de 2045m y profundidades hasta 1308m desembarcando en Gudvangen. Fue un impresionante viaje con paisajes fantásticos y avistamientos de alguna pequeña ballena.
Por carretera hasta el Valle de Voss, realizamos una excursión con el tren de Flam, una magnífica obra de ingeniería civil que recorre estas estrechos valles. Después seguimos el camino hasta Ulvik donde pernoctamos.

Al día siguiente directos a Bergen donde terminamos nuestro viaje. Bergen es la capital de los fiordos del sur y fue fundada por el rey vikingo Olav Kyrre. Bergen es también una preciosa ciudad escandinava donde vale la pena perderse: caminando por el mercado del pescado (donde probaremos el salmón fresco, marisc y otros frutos del mar); visitando el viejo Puerto de Bryggen, la espectacular Ciudad Vieja Hanseática y el centro cívico; o subir en funicular a la colina Fløyfjellet con unas vistas impresionantes de la ciudad y su fiordo.