MARRUECOS

Ciudad y montaña. Marrakech i Atlas

Aprovechando el Puente de Constitución, decidí ir a Marruecos para ascender el Toubkal i Visitar Marrakech.

El Toubkal es el pico más alto de Marruecos, de la cordillera del Atlas y de todo el norte de África. La ascensión comienza en la pequeña población bereber de Imlil. Allí y en la vecina Aremd, disfruté de la acogida bereber y de su forma de vivir.

Una vez hecho cima, me desplacé a Marrakech. Esta es una de las ciudades más importantes de Marruecos, y junto a Rabat, Meknes Fez i, una de las cuatro ciudades imperiales.

Su ubicación entre el Sahara, la majestuosa formación montañosa del Atlas y el Anti Atlas le hace estar en el centro de una encrucijada en la que comerciantes, mercaderes, poetas y viajeros tomaron como lugar de parada desde hace siglos.

Su medina, llena de historia, forma parte de los Monumentos Patrimonio de la Humanidad, la vistosidad de sus calles, estrechas y entrecruzadas, el colorido zoco o la ajetreada plaza Jemma El Fna son los puntos clave para la visita a la ciudad. Aunque la mayoría de los edificios religiosos y mezquitas, no son accesibles para los no musulmanes, por su singularidad, deben estar en esta guía.

Marrakech es una ciudad con hoteles y alojamientos. Entre los establecimientos hoteleros cabe destacar los riads, cuidadas casas señoriales reconvertidas en estancias donde todas las facilidades actuales conviven con una decoración tradicional y refinada. Además, gracias a su aeropuerto internacional Marrakech Menara, y las buenas conexiones por carretera, la ciudad tiene una excelente·lento comunicación con el resto de países y con su propio país.