ELBRUS

Altura: 5.642 m.
Localización: República de Kabardino-Balcaria. Rusia.
Principales dificultades: Altura, la nieve, el hielo, el tiempo inestable.
Fecha de cima: 20 de Agosto 2010.

Llamado Mangitau por los locales, traducido por “La montaña por encima de miles de montañas” és la cima más alta de Europa. A pesar de ser menos conocido que el Montblanc, este es casi mil metros más alto.

Ver más rutas en mi wikiloc

Descripción:

Originalmente fué un volcán. Actualmente, extinguido, está compuesto de granito, gneis y rocas volcánicas. La cima oeste tiene 5.642 mts. de altura y la este 5.621 mts. Las pendientes hasta 4.000 mts. sonmtsy suaves y por encima de esta altura ya son más fuertes, con una pendiente media de unos 35 º. En esta cadena hay más de 160 picos con alturas superiores a los 4.000 m. y 8 picos de más de 5.000 m. Altas montañas cubiertas de nieve, ríos turbulentos y cascadas ; radiantes tapices de césped alpino y subalpino, bosques de coníferas inundados de fragancias de pinos resinosos y saludables fuentes de aguas minerales. El Elbrus fue conquistado por primera vez por un caucasiano el año 1.829. El primer europeo fue un inglés (Douglas Freshfield) a 1.868. Alrededor del Elbrus hay otras muchas cumbres como: Ushba (4.710 m), Shkhelda (4.320 m), Dykh-Tau (5204 m) y Shkhara (5.011 m).m

En esta ocasión me uní a la expedición del Juanito Oiarzabal, uno de los mejores alpinistas españoles de toda la historia y récord mundial de ochomiles entre muchos otros hitos. La Expedición salió de Madrid el 10 de Agosto hacia Mineralnye Vody haciendo escala en Moscú donde nos perdieron parte del equipaje de Juanito. Una vez en Mineralnye Vody nos trasladamos al valle de Baksan para ·instalarnos en Terskol, una pequeña población de montaña a los pies del Elbrus. Se trata de una zona poco turística a pesar del número importante de gente que llega hasta aquí para intentar escalar la montaña. Es una zona rural de creencias musulmanas cerca de la frontera con Georgia.

El dia 12 de Agosto realizamos la primera ascensión para tomar contacto con el terreno y mejorar el proceso de aclimatación. Ascendimos a la cima del Cheguet que con 3461m nos ofrecía unas impresionantes vistas de nuestro objetivo final, el Elbrus. Fue una ascensión a un ritmo muy alto aplicado por nuestro guía ruso que parecía poner-nos a prueba para ver el nivel general del grupo.

Del dia 13 al 15 de agosto estuvimos en el Valle de Iryk-Chat realizando diferentes ascensiones para mejorar la aclimatación, entre ellas el Guerrero Soviético con 4.100m. Estuvimos acampados en un paraje espectacular donde soportamos días de lluvia y tormentas.

El dia 16 bajamos a Terskol para descansar y prepararnos para al'ascenció final. Aprovechamos para visitar el mercado local de lana.

El dia 17 nos desplazamos hasta la estación de esquí Azau y nos acomodamos en el refugio de Barrels (3750m). El refugio de "Barrels" se llama así porque está formado por una especie de barriles que debían ser cisternas de camión que están acondicionados para pernoctar. Aprovechamos a realizar una ascensión hasta 4050m donde se encuentra el antiguo refugio Priya 11 que se quemó años atrás.

El dia 18 lo dedicamos completamente a la aclimatación realizando una ascensión hasta Pashtukova Rocks. Continuaba la meteologia complicada y al llegar a los 4600m nos rodeó una niebla muy espesa que auguraba complicaciones en nuestro objetivo. De vuelta al refugio Barrels estudiamos las previsiones meteorológicas, y vimos que la previsión para el día siguiente era de tormenta y viento; en cambio, el día después también se preveían vientos intensos pero sin tormenta. Entonces decidimos descansar el día siguiente e intentar atacar la cima el día 20 de agosto.

El dia 19 se hicieron realidad las previsiones meteorológicas y hubo tormenta. En el refugio Barrels aumentan los nervios mientras esperábamos el regreso de las pocas expediciones que habían decidido atacar la cima. Llegaron tarde, muy tarde. Por la tarde aparecieron los expedicionarios arrastrando las botas y con cara de agotamiento profundo. La montaña había sido más fuerte y no habían podido alcanzar la cima.

Ha llegado el gran dia. El dia 20 de agosto nos levantamos de madrugada y empezamos la larga travesía hacia la cima sabiendo que nos encontraremos condiciones de viento y nieve muy inestables. En las primeras dos horas somos la única expedición en los alrededores, pero a partir de entonces nos avanzan las máquinas quitanieves transportando a otros expedicionarios hasta Pashtukova Rocks. Aquel día fuimos la única expedición que escalamos casi 2000 metros de desnivel, los únicos que salieron a pie de Barrels hasta la cima. Más arriba nos encontraríamos toda una multitud de gente y expediciones.

Iba avanzando el sol haciéndose de día y cada vez soplaba más fuerte el viento. Enseguida empezaron a bajar y retirarse alpinistas y expediciones enteras. A primera hora de la mañana, apenas a punto de llegar al collado entre las dos cimas soplaban ráfagas de viento de 80 km / h que nos tiraban al suelo. La imagen de ver nuestro guía ruso, un hombre fornido de 90kilos con mucha experiencia en el Elbrus por el suelo y girandose para hablar con Juanito no era nada tranquilizador.

El guía le comentó a Juanito que lo mejor era dar marcha atrás en aquellas condiciones (sensación térmica -26 º C y ráfagas de viento de 80km / h) pero tras una breve discusión y una revisión del estado de fuerzas y estado anímico del equipo decidimos continuar. Sabíamos que aquella era la única oportunidad para conquistar la cumbre pues no había más días de reserva y teníamos que hacer un último esfuerzo para conseguir el objetivo. Después de un breve descanso iniciamos la última pendiente, la más inclinada hasta entonces y aguantando las ráfagas de fuerte viento. De esta manera, tuvimos una ascensión bastante lenta y delicada. Lo que normalmente es una montaña de un nivel técnico medio, se convirtió en una experiéncia bastante extrema y extenuante.

Conseguimos hacer cumbre después de muchas horas de crampones y piolet haciendo frente al frío y el fuerte viento. Pero cima al fin! El viento no nos respetó ese día, tuvimos que hacer 4 fotos rápidamente sin poder disfrutar mucho tiempo del punto más alto del continente europeo.

Iniciamos la bajada con la sensación de que el viento disminuía y que íbamos recuperando fuerzas conforme bajábamos. Efectivamente, se trataba de los efectos de la altura y la falta de oxígeno. Cuanto más abajo, mejor me encontraba a pesar del cansancio. La verdadera celebración de la montaña no se hace en la cima, sino cuando llegas al campo base o punto de salida. En el tramo final nos rodeó de nuevo una niebla espesa que nos separó en 2 grupos. En el que iba yo nos costó Dios y ayuda encontrar el refugio.

El día siguiente bajamos a Terskol donde celebramos la cima y descansamos antes de volver a casa.

Ha sido una experiencia fantástica donde he coincidido con grandes alpinistas, grandes personas y he hecho buenos amigos. Y aunque no todos pudieron llegar a la cima, si que se llevan la satisfacción por el trabajo bien hecho y el haber disfrutado de una fantástica experiencia.