BALI (INDONESIA)

Un destino exótico.

Aprovechando el viaje de novios a Australia, en el que realizamos una ruta bastante movidita, decidimos hacer escala de regreso en esta maravillosa isla de Indonesia. Se trata de un destino muy exótico pero demasiado turístico para mi gusto. Sin embargo disfrutamos mucho la estancia y cumplimos el objetivo de relax.
No os creáis que estuvimos tirados en la playa, sino que paseamos media isla visitando templos, campos de arroz, volcanes, teatros balineses, ciudades,mercados de artesanos, etc y empapandonos de la vida y costumbres balinesas.

Nos alojamos en uno de los hoteles de una cadena española que hay en Nusa Dua, y los primeros días disfrutamos de la playa ( suelos por la mañana que por la tarde desaparecía por la marea baja), de la comida autóctona y de la ciudad de Denpasar. Pero como hacemos de costumbre en nuestros viajes, Lorena y yo, decidimos ir a explorar la isla. Una posibilidad es el alquiler de vehículos sin conductor. Esta es una opción poco recomendable para un turista ya que las carreteras en Bali no responden a los estándares de Europa. La señalización és mediocre, es muy fácil perderse y en algunas zonas hay mucho bullicio de furgonetas, carros y miles de motos. No hay una gran “cultura” automovilística y es muy fácil encontrarse en un accidente. Por tanto, , acordamos un precio más económico con un chófer autóctono cada día que a la vez nos hacía de guía y nos explicaba las costumbres del país.

Como Bali está muy cerca del ecuador tiene tan sólo dos estaciones, la seca y la lluviosa. Nosotros fuimos en la estación seca que dura de mayo a octubre. pero puede llover en cualquier época del año. Como és un país tropical, todos los días hace calor en la tierra baja y en la costa con temperaturas entre 24 en 32 º C, bajando a 15 º C en la altiplanicie y las zonas de montaña. Pero la humedad puede hacer que el calor resulte muy asfixiante.

En Bali se puede viajar con dólares USA. El Euro, es aceptado en algunos comercios de Kuta, Nusa Dua, etc . Pero de momento, no cambiará la situación de dominio absoluto del USdollar. Como siempre, yo prefiero moverme en la moneda local, que en este caso es la Rupiah.

Bali es una excepción en la musulmana Indonesia, aquí predomina la religión “Hindú Bali” con el 95 % de la población, siendo musulmana solo el 2.5 %, cristiana el 1.75 % y budista 1.75 %. Existen en realidad una asombrosa variedad de religiones y un loable grado de tolerancia religiosa. Hay miles de grandes templos espectaculares, realizados con grandes bloques de piedra volcánica por toda la isla. Pero cada casa también tiene su pequeño templo donde cada día realizan pequeñas ofrendas de comida, flores, etc para los espíritus.

En Indonesia coexisten más de 330 lenguas y dialectos diferentes, que mayoritariamente pertenecen a los grupos lingüísticos polinésico y malayo. De todas ellas, la lengua culta elegida como lengua oficial es el Bahasa Indonesio. El inglés se habla en muchas zonas del país, y sobre todo en un destino tan turístico. Nosotros no tuvimos más problema que el pequeño acento con que hablan el inglés ( esto es “por” you, Alonso “pórmula” one,etc) y si no lo hablan, son gente acogedora que se hacen entender sin ningún problema con signos o de otra manera.

La comida balinesa se caracteriza por su extraordinaria variedad. Es un espectaculo de colores, aromas y sabores. A pesar de que el arroz sea el común denominador en todos los platos, éste se condimenta de forma diferente en cada ocasión.

El satay es uno de los platos más típicos. Son pinchos de carne de cordero o pollo, servidos con salsa de cacahuetes. Entre otros ingredientes, puede llevar salsa de soja, zumo de lima, cacahuetes, ajos, curry, miel,coco, etc.

Respecto a las bebidas, los zumos de frutas tropicales, el té indonesio y el café son bastante buenos, así como la cerveza Bintang y el vino de arroz Bali Brem. Recomiendo beber agua hervida o embotellada, para evitar situaciones desagradables. Mucho cuidado con los zumos naturales que venden en la calle.

En toda la playa de Jimbaran hay pequeños restaurantes ( chiringuitos) que ofrecen pescados y mariscos frescos y de calidad a un precio razonable y con un poco de suerte con un espectáculo de música en directo.

Entre los lugares a visitar os recomiendo la capital Denpasar y el centro comercial de Kuta, algunos de los mercados de artesanos en tallas de madera y artesanos canteros en Ubud, las playas de Nusa Dua y Jimbaran , los templos de’Uluwatu, Tanah Lot y el fantástico templo Ulun Bratan Lago ( en Bedugul), los bancales de arrozales y las montañas del interior de la isla, el volcán Kintamani o las danzas balinesas en Celuk.

+ vídeos en el canal copetderatera en el Youtube.